Curado UV

 

Los Adhesivos de Curado por Luz Visible y UV son sistemas monocomponente, exentos de solventes y fundamentalmente de curado en frío. Estos productos curan rápidamente mediante UV-luz visible.

Normalmente el funcionamiento del sistema completo es el siguiente: un adhesivo líquido denominado monómero se carga con fotoiniciadores. Cuando estos fotoiniciadores son activados por la luz, se convierten en los llamados radicales y se inicia el proceso de polimerización. La mayoría de los adhesivos UV son de base acrílica o epoxy.


Existen tres sistemas principales:


El producto se aplica a una de las piezas que han de unirse. A continuación se montan las dos piezas y se iluminan con luz UV. Las ventajas de este sistema de radicales son las siguientes: Tiempo abierto auto-determinado para la fijación de piezas, un tiempo de curado muy rápido después de la iluminación y una resistencia al cizallamiento final elevada. Una limitación que presenta este sistema es que al menos una de las piezas que vayan a unirse tiene que ser transparente para no bloquear la radiación UV.


El segundo sistema se denomina unión catiónica. En primer lugar, se aplica el adhesivo y se activa lo suficiente mediante luz UV. A continuación se posicionan las piezas y se deja que cure. La fuerza final se consigue sin necesidad de seguir utilizando luz UV y a temperatura ambiente. Una de las ventajas de este sistema consiste en que las piezas que han de unirse no tienen que ser transparentes, ni tampoco tienen que permitir que la radiación UV pase a través de ellas. Presenta sin embargo la desventaja de que el tiempo abierto después de la polimerización es corto y el tiempo de polimerización es más largo que con el sistema que hemos visto anteriormente.


En tercer lugar, y también muy populares, están los adhesivos UV que se combinan con sistemas de adhesión secundarios. En primer lugar está el sistema UV/anaeróbico, en el que las partes visibles se polimerizan mediante luz UV, y las partes que no están expuestas a la luz UV curan debido a la ausencia de aire y contacto metálico. En segundo lugar, existe la opción de curar el adhesivo en una etapa posterior mediante la aplicación de calor. Esta variación requiere una gran cantidad de tiempo y energía y solo puede utilizarse con ciertos sustratos.


Los sistemas de curado por UV cubren un campo muy especial en el ámbito de los adhesivos. Por ejemplo, la fijación de cristal no puede conseguirse con adhesivos Cianoacrilatos debido a problemas de envejecimiento, y los epóxicos son demasiado lentos. Debido a ello, los productos UV resultan perfectamente adecuados para aplicaciones cristal a cristal o cristal a metal, y pueden encontrarse en industrias como la de la fabricación de muebles.

Sistemas de Curado UV
  • Sistema de radicales
  • Catiónica
  • Adhesivos UV
  • ¿Necesitas algo más? Nos comprometemos a responderte con la mayor brevedad posible.




    Estoy de acuerdo con sus Términos y condiciones